Home
Imserso Bookings
Help

Site Index |   | 
Font size
CONSULTAS
DNI/NIE
Pasaporte


News Está usted en: Angeles guerreros y vino tinto en la cuna de Castilla
28-JUN-19 | Ángeles, guerreros y vino tinto en la cuna de Castilla  

2707431.JPG
2707432.JPG
2707433.JPG

Se puede creer o no en ellos. Pero están ahí. Los ángeles forman parte del paisaje cultural de la humanidad, en casi cualquier época y geografía, como mensajeros o intermediarios entre dioses y hombres. La exposición a ellos dedicada en Lerma, dentro del ciclo de Las Edades del Hombre, ofrece doble interés: por un lado está el arte tanto de obras expuestas como de espacios que las acogen; por el otro, la muestra invita a dirigir la mirada hacia un territorio de singular importancia histórica, nada menos que la cuna de Castilla.

1. Luz y sombra
Lerma acoge la muestra Angeli en tres sedes: la primitiva parroquia, donde se proyecta un audiovisual introductorio; la colegiata, donde está el grueso del contenido, y el convento de clarisas, ahora vacío (también él). El montaje permite admirar la belleza de la colegiata gótico-renacentista. Y las obras expuestas son de excelente calidad, sean de El Greco, de Gregorio Hernández o de autores anónimos. A destacar el programa de conciertos que acompañarán a la exposición hasta su final, el 10 de noviembre, con figuras como Jordi Savall y muchas otras.

El tema elegido esta vez es apasionante y universal: aparecen ángeles en todas las culturas, desde los griegos hasta las sagas mesopotámicas, en las que se inspiraría el judaísmo y, por ende, el cristianismo.

Pero sí se da espacio a los demonios, la sombra, la otra cara de la moneda. El mal inseparable de la luz, como el haz y el envés de una hoja. Curiosamente, Lerma es creación de una de las figuras más oscuras de la historia de España: el duque de Lerma.

Otro villano, o héroe, según desde qué lado se mire, fue el cura Merino, que se enfrentó a Napoleón. Sus guerrilleros conocían bien el intríngulis de bodegas que trufan el pueblo y las convirtieron en refugios. El cura Merino está enterrado junto al convento de clarisas y tiene una ruta temática; lo mismo que el vino de aquellas bodegas, que gozan de su propia denominación de origen: Arlanza. También tiene ruta señalizada José Zorrilla, que venía de joven a pasar los veranos en casa de su tío y se enamoró de una moza que le dio calabazas.

Hablando de monjas: en Lerma son muy populares “las monjas del Whats­App”, las dominicas que desde su convento pegado al parador crean grupos de chat a los que envían a diario un reto de amor. No menos populares son “las monjas en vaqueros” (su hábito es de denim).

2. La cuna de Castilla
Acosado, el pobre jabalí se refugió en la ermita de un risco sobre el río Arlanza, vigilado todavía hoy por nubes de buitres leonados. El cazador era el conde Fernán González, y tres ermitaños cuidaban el lugar. Uno de ellos, san Pelayo, predijo al conde que vencería a los moros en la decisiva batalla de Carazo. Así fue, y el conde, agradecido, fundó bajo la peña el monasterio de San Pedro de Arlanza. Con el tiempo, uno de sus monjes escribió el Poema de Fernán González, monumento literario de la lengua y especie de carta puebla de Castilla.

El conde fue enterrado en el monasterio. Pero tras la Desamortización (1835), su sepulcro fue trasladado a Covarrubias y el cenobio quedó abandonado. Peor fue en la década de 1960, cuando la fiebre de los pantanos daba sus últimos coletazos y se proyectó inundar todo el valle con la presa de Retuerta. Por fortuna, aquello se paró a tiempo. Ahora se están consolidando las ruinas y se espera terminar las obras este mismo verano.

Cuando aquello era puro despojo, se convirtió en la misión de San Antonio de la película El bueno, el feo y el malo (1966). Gente emprendedora ha creado la Ruta BFM que también incluye el cementerio de Sad Hill, a cinco minutos de Silos, donde tiene lugar el duelo final de la película protagonizada por Clint Eastwood. Rehecho y señalizado, Sad Hill se extiende a los pies de la sierra de Carazo, el “muy fiero castellar” donde se libró la batalla real del romancero. Y que sirvió de decorado para otra película, El valle de las espadas (1963), biopic de Fernán González (hacía de conde Espartaco Santoni, y produjo la película su entonces pareja, Marujita Díaz).

3. ‘La adoración de los Magos’
De San Pedro a Covarrubias, un desvío conduce a la ermita de San Olav, especie de meteorito de hierro negro y madera caído en la Castilla agreste. ¿Qué pinta allí el santo noruego? El santuario es el cumplimiento de una promesa… con varios siglos de retraso. De Noruega vino la princesa Cristina, en el siglo XIII, para casar con el hermano de Alfonso X el Sabio. Como la joven esposa añorase su tierra, el infante le prometió levantar una capilla al popular san Olav. Pero la princesa murió antes. Y fue enterrada en el claustro de la colegiata de Covarrubias, donde sigue su sarcófago arropado de banderas, coronas y una campanita que, según la tradición, consigue novio a las mozas que osen tañerla.

El claustro acaba de ser acondicionado como parte del museo parroquial, que ha quedado soberbio. Por el montaje y, sobre todo, por las piezas exhibidas. Destaca el tríptico flamenco La adoración de los Magos, una joya de gran belleza. La colegiata, gótica, ­reúne tantos enterramientos que el rey Alfonso XIII la llamó “panteón real”; entre ellos, el de Fernán González y su mujer, en un sarcófago paleocristiano. Sobre el coro, el magnífico órgano del siglo XVII que restauró Francis Chapelet, quien luego ha dado conciertos (y grabado discos) en él.

Covarrubias recibió el Premio Europa Nostra en 1979, ha remozado y peatonalizado su casco histórico y figura en el club de pueblos más bonitos de España.

4. El ciprés de Gerardo Diego
Es una encrucijada de caminos: en Silos confluyen, entre otros, el Camino del Cid y el Camino de la Lengua Castellana, bien señalizados y arropados de mapas y folletos. El Camino de la Lengua, que arranca en su cuna de Berceo, en La Rioja, tiene aquí un jalón notable, ya que santo Domingo de Silos fue discípulo de san Millán de la Cogolla, el ermitaño de Berceo, paisano por tanto de Gonzalo de Berceo. Este último escribió en pesados alejandrinos la vida y milagros de santo Domingo.

En medio del claustro, el ciprés al cual dedicó Gerardo Diego su célebre soneto (“Enhiesto surtidor de sombra y sueño…”). Junto a la botica medieval, el refectorio y otras estancias acaban de ser remodeladas como museo. Una de las salas acoge este año pinturas de Antonio López, ejercicios de un taller de pintura que, por su espiritualidad, forman parte de la exposición de Las Edades del Hombre.

5. El perro de Caleruega
Que el pueblo figure entre los más bonitos de España está muy bien; que salga en La divina comedia, de Dante, y además en el paraíso, eso suena a milagro. Obrado sin duda por santo Domingo de Guzmán, nacido en Caleruega en 1170, en el seno de una familia noble. Cuando su madre, la beata Juana de Aza, estaba encinta, soñó que alumbraba un perro con una antorcha entre las fauces; era aviso de que el hijo que traería al mundo sería para este una luminaria, y así en casi todas las imágenes de santo Domingo aparece el perrito con la antorcha. Caleruega está ocupado en gran parte por el complejo religioso crecido en torno al Torreón de los Guzmanes.

6. ‘Hic regnat felicitas’
Peñaranda de Duero tiene dos ríos, y ninguno de ellos es el Duero. Figura entre los pueblos más bonitos de España. Su plaza, en el podio de las más bellas del país, produce efecto de déja vu: aunque nunca se haya estado allí, resulta familiar aquel decorado que ha servido a películas y series de época sin gastar un céntimo en atrezo. El palacio renacentista de los Avellaneda, con artesonados mudéjares y relieves platerescos, se visita, lo mismo que la iglesia o el castillo, con solo pedirlo en la oficina de turismo. Justo al lado, una iglesia atribuida a Gil de Hontañón alberga un pequeño museo y un órgano barroco que suena en conciertos veraniegos.


Fuente: El País

Back
Política de Cookies     Condiciones Generales de Contratación     Nota Legal     Política de Privacidad     Requisitos Mínimos

"VIAJES BARCELÓ, S.L.U. Y VIAJES HALCÓN, S.A.U., U.T.E., LEY 18/82",
con BAL 005 M/M - C.I. BAL 478 y N.I.F. U57899791
con domicilio en Palma de Mallorca, Camí dels Reis 308, Torre A Bjs, Urb. Ca'n Granada, CP 07010.

OK

USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de su navegación por nuestra página web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información pulsando aquí